Pulgas

Pulgas

Qué son y qué daños provocan a las mascotas. Cómo se contagian. Alergia por picadura de pulgas. Prevención, control y tratamiento del parásito.

¿Qué son las pulgas?

Son insectos pequeños, pueden llegar a medir hasta unos 3, 5 milímetros de largo, de color marrón-rojizo. Constituyen uno de los parásitos externos más frecuentes de los perros y de los gatos. Los ejemplares adultos cuentan con un par de poderosas patas traseras que les permiten saltar hasta casi cien veces por encima de su altura y subirse con facilidad sobre los animales para alimentarse de ellos.

Su aparato bucal está especialmente adaptado para picar y succionar la sangre de perros, gatos y otros mamíferos, incluso el hombre.

Las hembras adultas pueden succionar un volumen de este líquido que supera hasta 20 veces la capacidad de su estómago. Esto es posible porque, al mismo tiempo que extraen la sangre del animal, producen grandes cantidades de materia fecal, parcialmente digerida, que sirve de alimento para las formas inmaduras, o larvas, de este parásito.

Existen más de dos mil especies de pulgas en todo el mundo pero, sin dudas, la de mayor importancia para las animales de compañía es la llamada pulga del gato que, a pesar de su nombre, también ataca a los perros, a otros animales y a las personas.
El ciclo biológico de la pulga consta de cuatro estadios de maduración: huevo, larva, pupa y adulto. De todos ellos, solo la forma adulta parasita a los animales.

El resto del ciclo se desarrolla en el medio, en sitios reparados del sol y las corrientes de aire, donde encuentra el alimento, abrigo y humedad necesarios para su crecimiento.

Tanto la duración del ciclo de vida de la pulga, que es de unas tres a cuatro semanas, como su supervivencia están fuertemente influenciadas por factores ambientales. Las condiciones ideales para el desarrollo y la reproducción de la pulga están dadas por la combinación de temperatura y humedad relativa elevadas (28º C y 80 %, respectivamente).

Por esta razón, aunque deba controlarse a este insecto durante todo el año, es conveniente intensificar esta tarea durante los meses de la primavera y el verano, momento en que se incrementa su actividad reproductiva.